viernes, 19 de febrero de 2016

INSOMNIO



Resultado de imagen para insomnio


William Harper había estado despierto desde las dos de las mañana en su patética cama de noche al lado de su esposa Cameron. Sentía que había estado acostado por lo menos durante cinco segundos y no había podido tolerar la cárcel que suponía permanecer en esa cama. Su mujer al son de la noche roncaba como si un grillo se hubiese posado en su garganta y ella le diera valor para cantar, era una vida sin duda nefasta.
Se levantó y dando una vuelta, giró y miró hacia la ventana intentando encontrarle un sentido a la vida, esa vida que hasta esa cálida noche de octubre lo había acompañado. No era guapo siquiera, era la medida perfecta de belleza, no era brillante pero sin duda era lo suficientemente listo para haber escrito 500 cartas y haberlas compilado en un libro que llamó "Las 500 razones para dejar de morir" del que logró una buena fortuna y sustentar la vida que tenía. Sin embargo no era eso lo que la hacía infeliz. Resulta ser que en lo más profundo de sí mismo no encontraba la razón. 
Acaso Cameron era la culpable de todo?
Hace 10 años que se conocían y 5 en que se habían jurado amor eterno, pero no, Cameron no era la razón de que fuera un perfecto infeliz.
Echó otro vistazo hacia la ventana y la luna le iluminó el rostro, se acostó de nuevo, besó a Cameron  procurando no despertarla y pronunció antes de dormir en voz muy baja "Soy Yo".